domingo, 19 de abril de 2009

La torre de la princesa.


Desde un reino muy lejano, el caballero llegó a la torre para salvar a la princesa del terrible dragón.
Al menos esa era la historia que le habían contado.
Porque al entrar muy heroico a salvar a su dama, la encontró tomando una taza de té junto al dragón y leyendo cuentos de hadas.
Lo invitaron con unas galletitas de chocolate.
El comió dos, tomó una taza de té y regresó a su reino, prometiendo volver de visita otro día.

6 comentarios:

Mariela Torres dijo...

¿Leés a Marcelo del blog La menor idea? Él también escribió tres historias de príncipe, princesa y dragón, parecidas a la tuya.

Me gusta que tomen té y coman galletitas, la violencia me pone triste.

Besos.

Marcela dijo...

Mariela: No, no lo conozco, ¿cuál es la dirección?
Sí, soy yo, a pesar del diferente avatar :)

Gingerale dijo...

¡Bien Marcela! Che... ¿será que sólo los caballeros se interesan por las princesas en problemas?. De ser así ¡estamos en problemas!

Marcela dijo...

Los caballeros son los que meten en problemas a las princesas, para después fingir que las salvan, Ginger.

Eusebia Florestán dijo...

Viste? Las cosas nunca son como nos contaron...
Saludos.

Marta Sarmiento Herrero dijo...

Me encantan los dibujos de tu hija y tus historias. Hacéis una pareja increíble! Ojalá yo hubiese tenido a alguien que contara mis dibujos.
Muchos besos!