domingo, 6 de diciembre de 2009

Un día cualquiera


Esa mañana cualquiera, en la que nada extraordinario va a pasar, en la que no hay nada especial para hacer, es el día ideal para estrenar la nueva pollera violeta.
Nos vestiremos lo más elegantes posibles, sí, con el colgante rojo también. Si el gatito quiere, le pondremos un sombrero.
Y veremos que el día nos sonríe, porque reconocimos que todos los días son especiales, y que salir a jugar al jardín, por ejemplo, puede ser toda una fiesta.

6 comentarios:

sonoio dijo...

tanta fiesta
como pasar por aquí
y llevarse un grato momento

besos a ambas!

te pinto un cuento dijo...

Muy lindo peinado y precioso vestido. Mis queridas amigas las invito a participar con un ilustración de navidad para el te pinto un cuento, hay plazo hasta el 10, talento hay de sobra. besitos paty

Betina Pascar dijo...

Aunque suene cursi, la felcidad radica, simplemente, en las cosas sencillas.
Besos!

Mariela Torres dijo...

Cuánta elegancia. Preciosos los dos.

Besos a las dos.

Cari Y Yoly dijo...

Hola!
Me encantaron los dibujos!

Anónimo dijo...

Opulently I to but I dream the post should have more info then it has.