lunes, 5 de julio de 2010

Mujer mirando el amanecer



A veces parece que estamos solos. Pero no es verdad.

6 comentarios:

carina garabato dijo...

Gracias Mar y Flor, justito lo que necesitaba hoy.

Patricia González Palacios dijo...

Es tan cierto, cuando creemos que somos solos y frágiles, aparece algo que nos refresca la memoria y nos hace mirar a nuestro alrededor, besitos paty

Mar y Flor dijo...

Carina: Nos alegramos mucho que te haya servido! besos.

Patricia: Es lo mejor, mirar alrededor.

Besos a ambas!

TIHADA dijo...

Hola!
Gracias por pasar por mi blog que me permite conocer este hermoso lugar.
Lo primero que me encuentro es como un mensaje que me estaba esperando, un tirón de orejas, jaja! Ya eso me gustó y seguí mirando, la parada de colectivos, la familia manosredondas, qué lindo, así todo juntito.
Y por acá me quedo!

Un abrazo!!!

Ah, tenemos varios amigos en común!

Rosa María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa María dijo...

Querida Marcela: Es triste cuendo la soledad aparca en el rincón de nuestros sentimientos oxidando la esperanza. Es cierto que no se está solo si se tiene FE; pero ello va a depender de que el sentimiento certero conjugue con la produndidad de buscar el AMOR de la calma en la flor del campo, la mano de un niño, la risa compartida, el cariño de un perro y el beso de un abuelo...
La soledad escogida es la "parcela" de reflexión, esperanzas, y sabiduria.

Un besiño amiga Marcel